Mucho se ha dicho sobre el nuevo cargo a gobernador o gobernadora: que no tiene atribuciones, o derechamente que vendrá a solucionar todos los problemas con soluciones mágicas y populistas.

Pero poco se ha dicho de la necesidad de esta autoridad en un país tan centralizado como Chile, que clama descentralizar el poder y las oportunidades. El gobernador viene justamente a esto: es elect@ democráticamente y se enfocará a las personas, desde un enfoque ejecutivo. El gobernador no viene a discutir, viene a convocar, tal como un director de orquesta aúna todas las melodías de sus músicos para conformar una sinfonía.

¿Y quiénes son estos músicos, todos necesarios para la orquesta? Ministerios, municipal, ONGs, fundaciones, universidades, diversos actores del sector público y privado. Para realmente poder echar a andar las propuestas que tenemos, estamos convencidos que necesitamos un articulador potente y respetuoso, uno que conozca al territorio y sus personas, sus carencias, sus sueños.

Para leer mi columna completa, ingresa a mis historias o al siguiente link 👉🏼: https://m.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/05/02/gobernador-regional-un-director-de-orquesta/